Inicio / Destacadas / Cómo transformar las comidas más ricas en ‘bajas calorías’
Cómo transformar las comidas más ricas en 'bajas calorías'
Cómo transformar las comidas más ricas en 'bajas calorías'

Cómo transformar las comidas más ricas en ‘bajas calorías’

El asado, el matambre, la picada, el salpicón, el puchero… te presentamos las recetas light de los platos argentinos más tradicionales.

Las delicias del menú argentino suelen las preferidas de chicos y grandes y, algunas de ellas, las más calóricas de tu abanico culinario. Te proponemos estas alternativas, para hacer que tus platos favoritos no solo sigan siendo sabrosos, sino también, más saludables. ¡Buen provecho!

Puchero de colores. Para lograr una versión saludable de este plato que consiste en hervir carne con hortalizas, es importante que más de un tercio de sus ingredientes sean verduras de los cinco colores (rojo, blanco sin almidón, verde, amarillo-anaranjado y azul-púrpura). Éstas te aportarán más vitaminas y minerales, y disminuirán las calorías que brindan las hortalizas con almidón, como papas o batatas.

Tartas con menos grasas. Nada como una buena porción de tarta al mediodía, sobre todo en verano. Las más recomendables son las rellenas con hortalizas (calabaza, acelga, zapallitos, cebolla), envueltas en masa light y sin tapa. También pueden contener quesos magros, como port salut o cuartirolo light, o quesos blancos descremados.

Sopas que sacian. Ideales para los días más frescos, los expertos aconsejan prepararlas con caldos caseros o bajos en grasas, que contengan verduras de colores cortadas en trozos o cubos. Aportan pocas calorías, mucha fibra, y te saciarán rápidamente.

Chocolate con leche. El clásico submarino puede ser una opción mucho más saludable que los chocolates en polvo, ricos en azúcar. Preparalo con leche descremada y con un chocolate con 60% o más de cacao, para disminuir la cantidad de grasa. ¡Tomalo frío o caliente!

Cazuelas light. Las cazuelas son un clásico en todas las fiestas. Para cuidar tu figura y la de tu familia, remplazá el rosbif por la nalga, y evitá freír o saltear las verduras y la carne. Desengrasá bien la carne y usá caldos caseros para potenciar los sabores.

Parrilla saludable. Para comer asado sin culpa, lo primero que tenés que descartar son las achuras, por su alto contenido de grasas y colesterol. En cuanto a las carnes, elegí bife de chorizo, lomo, cuadril, peceto y vacío por encima de cortes más grasosos, como el asado de tira.

Sándwich, el aliado. Sí, ¡comer sándwich está permitido! Preparalo con 2 rebanadas de pan lactal sin tostar, 2 rebanadas de jamón cocido magro y 1 porción de queso magro del tamaño de medio mazo de cartas. Agregale lechuga y tomate, para lograr un almuerzo completo y saludable. Consejo: evitá los sándwiches de miga, ya que en general tienen manteca o mayonesa.

Picada permitida. Las picadas, un clásico del verano, atentan contra cualquier dieta. ¡A menos que sigas nuestra receta! Los ingredientes permitidos son: almendras, tallos de apio, pickles, tomates secos, champignones u hongos secos, pepino agridulce o salado, aceitunas verdes, pastrón, lomito ahumado, jamón cocido y port salut.

Salpicón refrescante. El salpicón es uno de los platos preferidos del verano, porque permite “reciclar” comida e incluir de todo. Preparalo con carnes magras o pollo, vegetales, cereales y legumbres. El secreto: no le agregues crema ni mayonesa. Condimentalo con un dip a base de queso crema light y mostaza, o con vinagre.

Matambre de fiesta. Un clásico de las fiestas, el matambre o arrollado de carne es una opción sana si está bien desgrasado y relleno con vegetales. Los cortes ideales son el peceto mechado, el carré de cerdo o el solomillo.

Fuente: http://ar.mujer.yahoo.com

Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Video espeluznante: maestra encierra a alumno de jardín

La maestra de un jardín del barrio Batalla del Pilar, en la localidad mendocina de …