Inicio / Curiosidades / Las distintas variedades de yoga

Las distintas variedades de yoga

Hace años que el yoga es una de las alternativas preferidas por los argentinos para hacer actividad física. Porque, aparte de los beneficios que tiene sobre cuerpo, que incluyen mayor elasticidad, tonicidad muscular y mejor respiración, también sirve para encontrar un equilibrio interno. La propia palabra, yoga, se refiere a la unión entre cuerpo, mente y espíritu.

La cuestión es que no sólo aumentan la cantidad de personas que se suman a esta práctica sino que surgen variedades y estilos nuevos, para que puedas encontrar el que mejor se adapta a tus gustos y necesidades. Entre estas variedades hay algunas que incluyen el baile y las acrobacias, y otras que se concentran en el trabajo interno y la respiración.

¡Te mostramos algunas de las formas que existen en el país para que encuentres la que mejor va con vos!

Tradicionales

Hatha
Es la forma más clásica de practicar los asanas y pranayamas (formas de respiración). El hatha combiná la postura y la respiración para llegar a un estado de realización. Además, para llegar a este estado se practica la devoción, llamada bakthi y el karma, que es el servicio desinteresado.

Una clase de hatha consiste ejercicios de precalentamiento, el surya namaskar que es el saludo al sol, los 12 asanas, la respiración pranayama y la relajación final que se llama savasana. Este ejercicio te ayuda a conocer mejor tu cuerpo y desarrollar mayor sensibilidad interna. La clase dura 90 minutos, y se puede practicar todos los días, y sin límite de edad.

Más información: scstafforini@gmail.com

Kundalini
Es una disciplina física, mental y espiritual que abarca posturas, ejercicios de respiración, repetición de mantras y meditación. Su práctica promueve equilibrar los puntos energéticos del cuerpo (chakras) para generar un estado de plenitud y conciencia. Hay kriyas, que son unos ejercicios, que se usan según el estado de ánimo.

Las clases duran alrededor de una hora y media y comienzan con un canto de mantras, la práctica de las asanas y kriyas, y finalizan con una relajación y meditación. Ayuda a mejorar el sistema digestivo, nervioso, cardiovascular, linfático, glandular, y en general todos el funcionamiento del cuerpo. Esto de debe a la reducción de toxinas y al balance hormonal producido por el yoga. Además, ayuda a flexibilizar el cuerpo y a fortalecer y delinear los músculos. Lo pueden hacer desde niños hasta adultos mayores, sin límite de frecuencia.

Más información: www.valletierra.com

Iyengar
El método Iyengar se caracteriza por encarar el trabajo postural respetando los ejes corporales y observando la perfección de las posturas desde la alineación. Demanda una profunda concentración sobre abordaje y transito de la asana, sostenida por pranayamas y el desarrollo de la introspección de los órganos sensoriales. Esta profunda exigencia y disciplina en la observación, conlleva alta concentración y escucha.

Una clase de Iyengar comienza con una recitación de un mantra a Patanjali, sentados en postura de meditación, buscando concentración y limpiar la mente de las actividades del día. Se procede a higienizar el sistema respiratorio y hacer un trabajo de inversión en columpios para soltar la columna. Las clases no se planifican previamente, porque la clase la plantea el alumno, y ninguna se parece entre sí. Sirve para elongar, mejorar la postura de la columna y la respiración. Además, disminuye el estrés y baja la presión. Las clases duran una hora y media y la puede hacer cualquiera, idealmente, dos veces por semana.

Más información: estudio@sathyayoga.com.ar

Swara Yoga
El swara es un tipo de yoga que se concentra en la respiración. Utiliza una serie de técnicas que permiten el ingreso de oxígeno y prana, que es la energía del universo, al organismo. El prana al ser absorbida a través de la respiración se transforma en energía vital. Hay que practicarlo bajo la supervisión de un instructor o profesor habilitado, para evitar riesgos.

El primer principio es que la exhalación debe durar más tiempo que la inhalación, si es posible el doble. Luego, teniendo en cuenta esto, se utilizan nueve tipos de respiración: respiración baja (abdominal y lumbar), respiración media (intercostal y diafragmática), respiración alta (pectoral, dorsal y clavicular), respiración profunda (se cargan los pulmones de abajo hacia arriba), respiración total (e cargan los pulmones completamente). Tiene muchos beneficios físicos, como reducir el estrés y calmar la ansiedad.

Más información: www.swarayoga.com.ar

Tibetanas

Kum Nye
Kum Nye es una técnica budista tibetana, y trabaja mucho con el trabajo interior. Se alternan ejercicios de posturas con meditación y técnicas para equilibrar. A través de los ejercicios se trata de liberar la mente para aprender a sentir e interpretar la realidad externa. Se trabaja mucho sobre la conciencia y el nivel espiritual.

La clase dura entre una hora y media y dos horas y no se hacen preguntas sino que el maestro organiza la clase. Se hacen ejercicios para inducir al pensamiento, guiar la visualización y tener una meditación profunda. El ejercicio interno libera al cuerpo y lo afloja. Además, el trabajo interno ayuda a reducir el estrés, bajar la ansiedad, y equilibrar la energía interna. Lo más habitual es una vez por semana pero se puede hacer más, y a cualquier edad.

Más información: kumnyeyoga.com.ar

Kaladanda
Este tipo de yoga consiste de la unión de técnicas del yoga Jivamukti y tibetanas. Utiliza métodos externos, que son los asana, el pranayama y el trabajo solidario e internos, que son vida ética, estudio filosófico y meditación. Estos métodos desarrollan la compasión y la sabiduría, las cuales aceleran el proceso de transformación total del ser, de un cuerpo y mente sufrientes a uno pleno y feliz.

El nivel inicial se enseña en forma de vinyasa, que son secuencias de posturas, respiración y foco meditativo, y el estudio de la filosofía hindú tibetana. También se invita a los alumnos a participar de los proyectos solidarios de Kaladanda, ya sea a través de donaciones o de mano de obra. Algunos de los beneficios son que aumenta la flexibilidad articular y elasticidad muscular, moviliza la columna vertebral en toda su capacidad de movimiento y mejora el rendimiento intelectual y laboral. Como con cualquier tipo de yoga una vez por semana es mejor que nada, y la puede hacer cualquier persona y de cualquier edad.

Más información: www.kaladanda.com.ar

De fuerza y movimiento

Ashtanga
Esta escuela del yoga intenta incorporar las ocho ramas tradicionales del yoga y pone énfasis en el vinyasa, un movimiento sincronizado con la respiración, mediante un método progresivo de series de posturas unidas por el trabajo respiratorio, pranayama. Esta práctica produce calor interno y abundante sudoración, y es una de las técnicas de yoga más intensas.

El calor purifica los músculos y los órganos, elimina toxinas y permite que el cuerpo se reconstituya. Este método requiere mucha elasticidad y fuerza muscular, y está recomendado para quienes deseen bajar de peso y aumentar su fuerza y elasticidad. Hay distintos niveles de clases.

Más información: www.ashtanga.com.ar

Yoga Booty Ballet
Esta técnica surgió en Los Ángeles, Estados Unidos, y es una forma nueva de concebir el yoga, el baile y el ejercicio físico. Es un ejercicio donde se trabaja el cuerpo y el espíritu, mezclando el yoga clásico con técnicas nuevas. Logra reunir prácticas y posturas de yoga, ejercicio cardiovascular, elementos del ballet, baile y meditación.

Las clases comienzan con una meditación en la que se practican tres tipos de respiraciones que provienen del Kundalini Yoga. La segunda parte, consta del baile cardiovascular, para transpirar, eliminar toxinas y generar una sensación de libertad, que se combina con ejercicios ballet para tonificar los músculos. La tercera parte es la práctica de asanas, que provienen del método más antiguo y clásico, Hatha yoga. Dura aproximadamente una hora y media, y es aconsejable practicarlo dos o tres veces por semana.

Más información: infoyogabb@gmail.com

Acroyoga
El acroyoga es una fusión entre yoga, masaje tailandés y acrobacia. Es una práctica interpersonal en la que los alumnos salen de su propia concentración y comparten con los demás. No se puede hacer acroyoga en soledad. Es, por excelencia, una práctica que cultiva interconexión y comunidad.

En las clases, se habla de “kula”, que en sánscrito significa “familia” o “grupo”, y se puede traducir como “comunidad del corazón”. Por eso, es posible decir que la diferencia más notoria entre acroyoga y cualquier otro estilo de yoga es que la mayor parte de la clase se trabaja con los demás participantes, en grupos de a dos, tres o más personas. Cada clase tiene distintas partes que son: ceremonia en círculo, asanas partner flow, inversiones con cuidador, acrobacia en dúo, vuelo terapéutico y masaje tailandés.

Más información: www.acroyoga.org

Calor

Bikram Yoga
Bikram Yoga es un método ideado para trabajar todos los sistemas del cuerpo con técnicas de yoga y calor. Si bien es Hatha Yoga, lo novedoso es que se practica en un salón calefaccionado a 42 grados. Lo que más llama la atención es el calor, pero en realidad la novedad está dada por la serie de asanas. En cada clase el alumno realizará las posturas hasta donde su cuerpo le permita llegar. La temperatura es de 42 grados y la humedad varía entre el 40 y 50%.

Se practican 26 posturas con dos ejercicios de respiración, que se realizan dos veces cada uno. La serie tiene un propósito terapéutico. Esto desintoxica el cuerpo a un nivel microcelular a través de la sudoración, reduce de peso y cambia grasa por masa muscular. La práctica mínima recomendada es de tres veces por semana para ver los beneficios en el cuerpo. Como es yoga, no tiene efectos secundarios, por lo que es bueno empezar con todo.

Más información: www.byba.com.ar

Fuente: http://www.revistaohlala.com/

Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Rosario: explota un edificio y hay personas atrapadas

Varias personas resultaron heridas esta mañana como consecuencia de una fuerte explosión en un edificio …