Inicio / Animales / Perro asiste a misa en busca de su dueña fallecida
Perro asiste a misa en busca de su dueña fallecida
Perro asiste a misa en busca de su dueña fallecida

Perro asiste a misa en busca de su dueña fallecida

Aún no es mediodía en la localidad de San Donaci, en Italia, y “Ciccio” llega a misa. Ese es el nombre de un perro cuya historia ha conmovido a los italianos. Resulta que su dueña,María Corredera, falleció hace dos meses, pero el fiel can aún la busca entre los feligreses de la parroquia local, hasta donde la acompañaba periódicamente.

 

A sus 12 años de vida, Ciccio ya es un perro viejo que se se había acostumbrado al cariño y dedicación que le entregaba su antigua ama, reconocida entre sus vecinos por su amor a los canes. De hecho, cuando la señora María falleció, el noble animal acudió a diario hasta el cementerio con la ilusión de poder verla. Pero no.
Cuando no encontró a nadie allí se trasladó hasta la iglesia de San Donaci, y desde entonces llega todos los días justo a la hora de la misa, en su infructuoso intento de reencontrase con su dueña de toda la vida.
Sin embargo, Publimetro fue en búsqueda de un especialista que nos explicara este fuerte vínculo que nos recuerda la película “Siempre a tu lado, Hachiko” protagonizada por Richard Gere, la cual relata una historia similar.
“No cualquier perro va a llegar a tener esa conducta con sus propietarios. Lo que sucede entre la generación del vínculo es tan potente que hay una dependencia exagerada entre ambos individuos. El perro no tolera estar sin la presencia de su propietario, por lo tanto empieza a incurrir en las rutinas diarias”, explica a Publimetro Gonzalo Chávez, médico veterinario, experto en conducta animal.
“No se puede asumir que los perros lo atribuyan necesariamente a la muerte de su propietario, pero el desapego brusco y traumático hace que el animal empiece a buscarlo de manera exagerada”, añade el también académico de la Universidad Santo Tomás.
El experto advierte que “el problema cuando el apego se transforma en hiper apego, es que se pueden generar cuadros ansiosos en el animal o incluso frustración”. El profesional agrega que esto sucede más en mujeres que en hombres, donde el perro puede llegar a cubrir un espacio vacío en la persona.
Algo que no debe entender Ciccio, el fiel perro de la señora María, al que se puede ver todos los días en la parroquia del pueblo, bajo el altar y entre los fieles, quienes parecen haberlo adoptado conmovidos por su historia, hasta que sea su turno de partir.
Fuente: http://www.publimetro.cl/

Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Video espeluznante: maestra encierra a alumno de jardín

La maestra de un jardín del barrio Batalla del Pilar, en la localidad mendocina de …