Secuestro y negociación por el loro 'Pancho'

Secuestro y negociación por el loro ‘Pancho’

 

Secuestro y negociación por el loro 'Pancho'Secuestro y negociación por el loro 'Pancho'Secuestro y negociación por el loro 'Pancho'Secuestro y negociación por el loro 'Pancho'Secuestro y negociación por el loro 'Pancho'Secuestro y negociación por el loro 'Pancho'Secuestro y negociación por el loro 'Pancho'Secuestro y negociación por el loro 'Pancho'Secuestro y negociación por el loro 'Pancho'Secuestro y negociación por el loro 'Pancho'La mascota fue secuestrada y la familia hizo la denuncia. En el caso intervino la policía, la Justicia y hasta habrá “negociación” con un fiscal.

Todo comenzó el 7 de mayo, cuando el “famoso” loro Pancho, de 16 años, fue secuestrado cuando estaba tomando sol en su jaula. A la semana, alguien lo escuchó “hablar” a pocos metros de la vivienda, en una casa vecina, quien no quiere devolverlo.

 

El caso fue denunciado a la policía y también a la justicia. De hecho, el próximo miércoles habrá una negociación en una fiscalía. “Tenemos miedo de que le hagan algo. Lo tienen afuera, con frío, y cuando Pancho grita porque se queja le patean la jaula”, cuenta la mujer.

En diálogo con Diario Popular, Mirta relató que “la situación genera mucha impotencia, porque las personas que lo tienen secuestrado reconocen que es nuestro Pancho, pero se niegan a devolverlo, y la verdad es que desde que lo tienen en cautiverio se la pasa gritando nuestros nombres, sin que podamos hacer nada”, precisando que “al fiscal Velazco le dijimos que ordene sacarlo de esa casa, donde le hacen daño, y que lo tenga bajo cuidado hasta que decida con quién se queda”.


La historia tiene su origen la citada fecha, cuando Pancho, según contó Mirta, “estaba afuera al solcito, en su jaula, cuando escuché que gritó fuerte, pero cuando salí ya no estaba, alguien había entrado a mi casa y se lo llevó”. En principio, no tenían claro que el loro había sido robado. “Creímos que se lo había comido un gato. Pero era raro, porque la jaula estaba cerrada. Fueron días de luto. Una de mis hijas hasta le escribió un poema. Estuvimos muy mal, de luto. Pancho es como un hijo más. Así pasó una semana”, relata la mujer.

 

Pero el 14 de mayo ocurrió lo impensado. “Escuchamos la voz de Pancho, no tan lejos de casa. Era él, diciendo nuestros nombres. El sabe los nombres de todos nosotros. A mí me dice mami o Mirta. Es impresionante. Supimos que era nuestro Pancho, sin dudas, y lo buscamos por la manzana. Descubrimos que estaba en una casa a la vuelta de mi casa, con otra familia. Ahí mpezó la pesadilla, porque esta gente nos dijo que lo habían comprado. Luego reconocieron que era nuestro, pero se niegan a entregarlo. Nos pidieron plata. Yo trabajo, soy enfermera. Somos trabajadores. Entonces hicimos la denuncia a la policía, que intervino, pero no pudieron hacer nada. Les pedían orden de allanamiento de la justicia”, precisa la mujer.

 

“Primero nos dijeron que habían pagado 150 pesos por Pancho, y 250 por la jaula. Después, cuando conseguí la plata, me salieron con que se había encariña do el nene. Mis hijos le suplicaron que lo devuelva. Todos mis hijos crecieron con Pancho. Tengo una hija de 19 años, y el loro está en casa desde que ella tiene 3. No hay caso. La segunda vez que fuimos a buscarlo, o pedirles que lo entreguen, nos insultaron con atrocidades. Ahora el fiscal quiere que vayamos a una negociación. Necesito que Pancho sea retirado de ese lugar, porque lo maltratan. Lo tienen bajo el frío y le patean la jaula. Es desesperante”, dice Mirta.

Fuente: http://www.diarioveloz.com

Te puede interesar >>>

Video espeluznante: maestra encierra a alumno de jardín

Video espeluznante: maestra encierra a alumno de jardín

La maestra de un jardín del barrio Batalla del Pilar, en la localidad mendocina de …

Deja una respuesta