¿Qué significa Stent?

¿Qué significa Stent?

El término stent es un anglicismo médico de uso común para denominar una cánula o un dispositivo con forma cilíndrica o tubular de uso endoluminal, generalmente endovascular, y que se coloca en el interior de una estructura anatómica o conducto corporal para mantenerlo permeable o evitar su colapso luego de su dilatación, desobstrucción o liberación quirúrgica.

Etimología

El término en la literatura inglesa generalmente se considera que es un epónimo derivado del apellido de Charles Thomas Stent (1845 -1901), quien en 1856 patentó un material termoplástico para realizar impresiones dentarias, conocida como “pasta de Stent”. Durante la Primera Guerra Mundial, el cirujano alemán J. F. Esser, utilizó la “Pasta de Stent” para fijar injertos de piel en soldados quemados y como soporte para prótesis orales y faciales. Posteriormente el doctor Charles Dotter (1920-1985), considerado el padre de la radiología intervencionista, utilizó el término stent cuando experimentaba con perros y les implantaba espirales de metal en las arteria poplítea y cuando introduce por primera vez la Angioplastía transluminar con catéteres coaxiales en 1968 cuando era jefe del Departamento de Radiología en la Universidad de Oregon.

Con el tiempo el término se siguió usando, por extensión, para designar todo dispositivo de material apropiado usado para dar soporte a las estructuras tubulares.

En el 2012, la Real Academia Española de la Lengua españoliza el término e incluye en el diccionario de la lengua española el término “Estent” proponiendo su definición, en avance de la vigésimo tercera edición del dicionario, como: “prótesis intravascular que sirve para mantener abierto un vaso previamente estenosado”.

Sinónimos

En español no existe una traducción exacta, algunos proponen la de “endoprótesis” aunque otros expertos consideran que al ser estructuras que no reemplazan sino que refuerzan o sostienen no se pueden considerar y denominar como prótesis, por lo cual otros los denominan en español como cánula o férula implantable o implante endoluminal pero el uso más extendido en la literatura científica en idioma español sigue siendo el anglicismo.

Historia

Los primeros stents se desarrollaron para uso intravascular como complementación de la angioplastia y fueron uno de los mayores avances en medicina cardiovascular del siglo XX.

Continuando los trabajos (1964) del Dr. Dotter que usó experimentalmente los primeros estents cardiovasculares en perros, En 1985, el médico argentino Julio Palmaz y el Dr Richard Schatz, crean el stent expansible montado en el cateter usado para la angioplastia en arterias periféricas y que se suele llamar como estent de Palmaz-Schatz.

En 1986, Jacques Puel en Francia y Ulrich Sigwart en Suiza colocan el primer estent coronario en un humano.

El estent fue aprobado por la FDA para uso periférico en Estados Unidos en 1990 y para las coronarias en 1993.

En la década de 1990 se introdujo la colocación de stent en la arteria carótida como alternativa a la endarterectomía.

En 1999, Luis De la Fuente -de Argentina- junto a Simon Stertzer, de EE.UU., en Buenos Aires, y Grube en Alemania, insertan por primera vez en las arterias coronarias stents liberadores de un medicamento. El primer estent recubierto con medicamento fue aprobado por la FDA en el 2003.

Tipos

Pueden ser permanentes o temporales y se pueden clasificar según el órgano o conducto en que se implantan. Son metálicos en malla o espirales (la mayoría), recubiertos o no y de medicamentos o materiales plásticos, e incluso se están usando materiales biodegradables.

Originalmente y para su uso intravascular eran cilindros de malla metálica expansibles; posteriormente para uso en arterias coronarias se desarrollaron stents recubiertos con agentes o medicamentos con capacidad antiproliferativa e inmunosupresora que son liberados en forma progresiva con el fin de prevenir la reestenosis de la arteria donde han sido colocados, denominados por eso stents medicados o recubiertos (stent graft). Los medicamentos antiproliferativos usados fueron inicialmente la Actinomicina, Rapamicina (Sirolimus) y el Paclitaxel en los stents recubiertos de primera generación, y elzotarolimus o el everolimus en el caso de los stens de última generación que han sustituido en la practica a los primeros.

Para uso en otras estructuras anatómicas, como los conductos biliares, además de los metálicos similares a los de uso intravascular a veces recubiertos con poliuretano, se fabrican de material inerte no metálico o plástico. Para uso traqueobronquial los hay fabricados de silicón o de metal, pudiendo combinarse o bien emplearse otro tipo de material para fabricar modelos híbridos.

Usos

Las técnicas modernas, menos invasivas que las quirúrgicas tradicionales, mediante endoscopia, radiología intervencionista y cateterismo, permiten colocar estos dispositivos en estructuras tubulares o conductos anatomicos como vasos: arterias coronarias, en aorta y en arterias carótidas o en arteria femoral, así como en vías urinarias, en conductos biliares, esófago, tráquea o bronquios y cólon, entre otros; pero lo más común y frecuente es el uso intravascular coronario complementario a la angioplastia que llegó a reemplazar en la mayoría de casos la revascularización mediante puentes o Bypass, y en algunos reportes o revisiones del tema en Estados Unidos se menciona que más del 90% de procedimientos en arterias coronarias incluyen la implantación de stent.

Fuente: http://es.wikipedia.org/

Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

En qué consiste la "Dieta de las 19"

En qué consiste la “Dieta de las 19”

La obesidad es uno de los desafíos más difíciles que enfrenta la medicina: se incrementa …