Qué es el Focusing? En qué consiste?

Qué es el Focusing? En qué consiste?

El Focusing no es un nuevo método terapéutico, es una técnica de enfoque corporal para aprender a escuchar el propio cuerpo, y darnos cuenta de las sensaciones corporales y su significado emocional. Esta técnica puede ayudarnos a enfrentar problemas y buscarles una solución creativa.

Este método fue desarrollado por el filósofo experiencial y psicoterapeuta Eugene Gendlin, nacido en Viena en 1926 y afincado en Estados Unidos, colaborador durante una docena de años de Carl Rogers e investigador incansable de los procesos terapéuticos. Gendlin descubrió, después de investigar cientos de grabaciones de sesiones terapéuticas, que las personas que se ponían en contacto con la consciencia corporal, con sus sensaciones corporales, concluían con éxito su terapia. Se abocó entonces a la manera de enseñar este poderoso recurso emocional.

El procedimiento tiene bastantes similitudes con algunas técnicas de meditación o de gimnasia consciente. Sé que a muchos les parecerá superchería pero yo misma lo he probado y realmente funciona.

¿Por qué funciona? Básicamente porque vivimos en una sociedad que tiende a disgregarnos. Rara vez nos sentimos un todo: o somos pensamientos y habilidades intelectuales, o somos sensaciones y sentimientos, o sencillamente somos solo cuerpo. Lo que hacen estas técnicas, el Focusing incluida, es reintegrarnos y obligarnos a concebirnos como un todo en interacción de manera consciente.

Los seis pasos para el Focusing que recomiendan en los manuales sobre este procedimiento son los siguientes y conviene hacerlos con un facilitador entrenado o Focusing Trainers:

1-    Despejar el espacio: el proceso de focusing se experiencia desde adentro, es fluido y abierto. En este primer paso se establece relajadamente contacto con el cuerpo, centrando la atención en el flujo respiratorio para luego ir visualizando cada parte. Luego se lleva la atención al interior, garganta, pecho, estómago y abdomen. En ese estado se realizan preguntas como “¿Hay algo importante en mi vida que deba saber  ahora? Y se espera una respuesta que llega desde el propio cuerpo a la mente.
2-    Sensación: tu cuerpo ya ha sentido ese “algo”, esa sensación corporal de algo que apareció. Elije una de las situaciones que hayan aparecido anteriormente para focalizar, invita a tu cuerpo a que forme una sensación de ese problema o situación. La sensación sentida es física, es vaga y difusa al principio pero luego va tomando su forma. Puedes, desde tu espacio interior, ir sintiendo la totalidad del problema, ir teniendo una sensación corporal de el problema.
3-    Cualidad: ¿cuál es la cualidad de esa poco clara sensación sentida? Deja que una palabra, frase o imagen surja de la sensación sentida, tal como opresivo, pegajoso, asustado, sobresaltado, estancado, temeroso; o bien una frase o una imagen. Disponte a pasar unos minutos, como quien se sienta con un amigo, con eso que aparece y su cualidad emocional.
4-    Resonancia: chequea la sensación sentida con esa palabra, frase o imagen. Observa cómo se siente la sensación corporal con esa palabra que le ofreces. Por ejemplo: ¿es realmente asustado como se siente? En caso negativo, deja que surja otra y ofrécela nuevamente a la sensación sentida para chequear si es realmente así (como la palabra lo indica) como se siente. Coteja cuantas veces sea necesario hasta que la sensación sentida pueda reconocer que es de esa manera como se siente.
5-    La pregunta: mentalmente, pregunta: ¿de qué se trata todo esto? Quedate con la sensación sentida el tiempo que sea necesario hasta que algo traiga un un cambio, que traerá alivio a la situación.
6-    Recibir: recibe cualquier cosa nueva que aparezca de una manera cordial, amigable. Quédate haciéndole compañía, aunque solo sea un pequeño alivio. Cualquier cosa nueva que aparece es un viraje, un cambio, luego vendrán otros.

El manual señala: “Si durante estas instrucciones has pasado algún tiempo sintiendo o en contacto con una sensación corporal vaga o difusa de algún problema, entonces has estado haciendo Focusing. No importa si has tenido un cambio o no, has comenzado ya a hacer Focusing.”

Hay que tener en cuenta que estas son técnicas que operan sobre un nivel de consciencia diferente de aquel al que estamos acostumbrados.

Fuente: http://mx.mujer.yahoo.com

Te puede interesar >>>

Video espeluznante: maestra encierra a alumno de jardín

Video espeluznante: maestra encierra a alumno de jardín

La maestra de un jardín del barrio Batalla del Pilar, en la localidad mendocina de …

Deja una respuesta