Inicio / Destacadas / PEQUEÑA GUÍA DE LOS PRODUCTORES DE CERVEZA EN LATINOAMÉRICA

PEQUEÑA GUÍA DE LOS PRODUCTORES DE CERVEZA EN LATINOAMÉRICA

La cerveza es una bebida tan antigua como la escritura o la invención propiamente dicha de la agricultura. Se le atribuye su invención los pueblos mesopotámicos que habitaban en el Medio Oriente, en la región que actualmente comprende países como Irak e Irán.

 

Es curioso comprobar cómo según estadísticas de la tienda online especializada en el rubro BevyBar, la cerveza es una de las bebidas favoritas alrededor del mundo se originó en una región y en un tiempo en la que ocurrían grandes avances de lo que posteriormente sería la civilización: fueron estos mismos pueblos de los primeros hombres que llegaron llevar registros escritos de sus transacciones comerciales, de sus leyes y de sus historias.

 

Al mismo tiempo, fueron los primeros que se asentaron en un lugar fijo, dominaron a las bestias convirtiéndolas en ganado y aprendieron cómo alterar la naturaleza para la producción de agricultura. No sería exagerado decir entonces que la cerveza acompañó muy de cerca el nacimiento de la civilización.

 

La cerveza en América Latina

 

Como muchas otras cosas previas al proceso de colonización europea de América, no se tienen registros exactos de qué clase de bebidas producían los pueblos autóctonos. Se sabe que a muchos europeos les fueron ofrecidas bebidas fermentadas que, como la mayoría de la dieta de los pueblos que habitaban el continente, estaba hecha a base de maíz.

 

Quizá se parecía a algún tipo de cerveza que como sabemos se obtiene de la fermentación de mosto, principalmente derivados de granos como la cebada y el centeno, y en algunos casos, de arroz. Se considera a la cerveza como la bebida alcohólica más consumida en el mundo, siendo la tercera bebida más consumida, después del agua y el té. Por eso no es de extrañar que los países de la región estén entre los mayores consumidores del producto en todo el planeta.

 

Pero, a la par del consumo, desde hace décadas en muchos países se ha desarrollado una cultura de producción que ha llegado a unos niveles muy altos de refinamiento y tradición, que en nada tienen que envidiarles a los mayores y más tradicionales productores europeos. En este artículo explicaremos algunos de los ejemplos más reconocidos mundialmente de las cervezas producidas en Latinoamérica.

 

Cuestión de nacionalidad

 

Según estimados que datan del año 2015, que se entiende que presentan tendencias más o menos invariables en la región, los mayores productores de Latinoamérica son Brasil y México. El primero, en el mencionado año, produjo una cantidad de 138,5 millones de hectolitros, seguido ni tan de cerca por el país del norte con 74,5 millones de hectolitros. Luego de estos dos gigantes industriales se ubican otros países con amplia tradición en el consumo de cerveza como Venezuela (18,2 millones); Colombia, (17,5); y Argentina, (16,8 millones).

 

Los números, sin embargo, indican que algunos países han bajado su producción, producto de las crisis globales y nacionales a las que las economías están sometidas. Es el caso, por ejemplo, de Brasil y Venezuela. Otros, como Argentina, y productores emergentes como Perú han visto un incremento de hectolitros producidos con respecto al año anterior. En el panorama mundial, y a pesar de la recesión y la caída en números de la producción, Brasil es un gigante, no sólo de manera metafórica: se ubica en la tercera posición, después de China y de Estados Unidos.

 

Las marcas más valiosas a nivel regional

 

Junto con el reconocimiento de las producciones nacionales a nivel mundial, muchas de las marcas salidas de países del hemisferio son de las más reconocidas en todo el globo. El ranking lo encabeza la brasilera Skol, con unas ganancias de $7.782 millones, seguida de la mexicana Corona, con $7.647. El listado lo completan un combinado de marcas brasileras, mexicanas y colombianas, poniendo de manifiesto la enorme rentabilidad del sector en la mayoría de los países de la región.

 

El caso de la Corona mexicana es particular, ya que, a pesar de ser la segunda en la lista en cuanto a cantidad de ganancias producidas, sigue siendo la cerveza más importada a un mercado tan grande como es el de los Estados Unidos. Aparte de esto, es importada a más de 170 países del mundo, siendo líder en el segmento de las importadas en más de 50. Es, por consiguiente, una de las cervezas más conocidas en todo el planeta.

 

Un sector que ha experimentado un gran crecimiento en los mercados locales es el de las cervezas artesanales, elaboradas por pequeñas empresas dedicadas a la elaboración de bebidas utilizando recetas poco usuales, logrando productos novedosos por lo general orientados a segmentos jóvenes del mercado, interesados en la estética artesanal y vintage, casi siempre asociada a este tipo de productos. En países caracterizados por una gran producción industrial como México, el crecimiento del sector en los últimos años ha sido de entre el 30% y el 40% anual, incremento similar al registrado en Argentina.

 

La cerveza es una bebida fascinante, que como hemos visto, tiene a su alrededor muchos interesantes para desarrollar. Desde su relación con los seres humanos en general, hasta la extensión de sus hábitos de consumo, es mucho lo que la profundización en el tema dice de nuestras sociedades.

 

Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

¿Sabías cuáles son las principales razones de los divorcios?

¿Sabías cuáles son las principales razones de los divorcios? Dicen que el amor, en la …