Las mejores ideas para tener organizado el armario

Si tu placard estalla de cosas, te damos algunas ideas simples para aprovechar el espacio y mantenerlo en orden.

Suéters

Apilados y prolijos Muchas veces armás torres con los tejidos, pero se van desordenando, se mezclan y se desarman. Para evitar eso, las ménsulas de madera te ayudan a mantener los espacios compartimentados. Se compran en Easy y en Jumbo ($28).

Pañuelos

¿Cuántas veces encontraste, perdido en el fondo del cajón, un foulard que te olvidaste que tenías? Lo ideal es acomodarlos en frascos de vidrio transparente. Las carameleras son ideales: la tapa cierra hermética y permite que veas lo que llevan por dentro.

Carteras

¿Cómo ordenarlas? No metas una adentro de la otra. Las podés separar con placas de fibrofácil entre sí. Las que usás más a menudo, colgalas con ganchos del barral. Las tote bags, dejalas con el fuelle plegado, así ahorrás espacio.

Zapatos

Bandejeo de propuestas Forrá una bandeja con una hoja de revista y ponela arriba de la cajonera que está en el placard. Así sumás espacio para los zapatos que están dando vueltas. Funciona como un cajón deslizable, y si se ensucia, cambiás la hoja y listo.

Medias: ¡Bien juntas! Conseguite una caja compartimentada y enrollá las medias. Así podés ver los colores y no perdés tiempo antes de salir.

Aros y demás

¡Nunca separes el par! Para aprovechar el espacio, colgá en la puerta del placard (del lado de adentro) un marco de cuadro con un alambre de gallinero.

Para los collares , armarte una placa de corcho y organizalos con clavitos. Ojo: no los mezcles para que no se enreden y ¡cuidado al abrir la puerta para que no salgan volando!

Los anillos los podés acomodar en un lindo bowl de cerámica o en una tacita. Evitá sacártelos en el baño y en la cocina para no perderlos. Create una rutina.

¿Dónde poner las pulseras? Sencillo: ordenalas con algo que tenés a mano como un portarollo de cocina.

A colgar

– Alejá las prendas livianas de las gruesas (no mezcles blusas y tapados), porque la más pesada marca arrugas sobre la otra.

– Colgá la sastrería (camisas, faldas, pantalones, blazers y tapados). El resto, vos elegís si doblarlo o colgarlo.

– Las blusas, camisas, y abrigos ponelos con el primer botón abrochado para evitar que el cuello se deforme y termine en el piso del placard.

Clásica: Las de gancho de metal y madera son geniales para prendas pesadas porque son bien robustas.

Con pinza: Ideal para faldas. Fijate que los ganchos sean acolchados para que no marquen la ropa, en especial de cuero o corderoy.

Con hombreras: Para colgar blazers y abrigos y mantener bien la forma. No los cuelgues al revés porque te va a deformar la prenda.

Acolchadas de tela: Perfectas para prendas de hilo o seda. También podés forrar una percha de alambre con cinta bebé ¡y listo!

Con rodillo: Para que no se marque el doblez de los pantalones. Si la ruedita es aterciopelada, mejor, porque no resbalan. Si no, podés cubrir una percha con tela.

Otros tips

– ¡Ojo! Evitá las bolsas al vacío para los tejidos. Si bien ahorran espacio, fijan las arrugas.
– Sin polillas. Si no te copa el olor a naftalina, usá ramitas de lavanda. Poné flores secas en una bolsita de tela, metela entre la ropa y ¡listo!
– Consejo de último momento. Si ese día te vas a poner un vestido de satén o de seda, colgalo adentro del baño mientras te duchás y el calor va a aflojar las arrugas finales.
– myhomeplanners.com : son ordenadas, prolijas y las podés contratar para que te organicen el placard.
– Donar es lo mejor: Esto es un hecho: si no lo usaste en cuatro temporadas, donalo porque ya no lo vas a usar. Siempre hay alguien al que le va a servir.

Fuente: http://www.revistaohlala.com/

Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Video espeluznante: maestra encierra a alumno de jardín

La maestra de un jardín del barrio Batalla del Pilar, en la localidad mendocina de …