Inicio / Animales / Qué tener en cuenta al adiestrar a un perro

Qué tener en cuenta al adiestrar a un perro

En el libro “Las normas de César Millán” (editorial Aguilar), el conductor de los programas “El encantador de perros” y “El líder de la manada” nos da claves para el adiestramiento sin contacto físico. El método fue creado por el doctor Ian Dunbar, pionero en este tipo de enseñanza, libre de correas.

1. Al elegir a un cachorro de ocho semanas asegurate de que está adiestrado para una vida doméstica y para no morder. Que haya aprendido a venir, sentarse, recostarse y rodar a la orden. Que haya conocido y lo hayan tocado al menos un centenar de personas.

2. Al adoptar un perro adulto asegurate de que todos los miembros de la familia lo prueben. Dedicá mucho tiempo a tratarlo y sacalo a dar largos paseos. Hay un perro adecuado para tu familia, así que asegurate de que lo elegís con cuidado.

3. Desde el día que tu cachorro o el perro que hayas adoptado lleguen a tu casa poné en práctica un programa infalible de adiestramiento doméstico y que aprenda a no morder. Así evitarás que llene la casa de tierra, muerda los muebles y que ladre demasiado, y prepararás a tu perro para que disfrute de los inevitables momentos en que tiene que quedarse solo en casa.

4. Nunca se deja de aprender a ser sociable. Hacé que tus invitados ofrezcan siempre golosinas para mascotas a tu cachorro o perro, y enseñales cómo indicarle que se acerque y se siente cuando lo saluden. Del mismo modo, llevá encima unas cuantas golosinas por si un desconocido quiere saludarlo. Elogiá a tu perro y dale un par de golosinas cuando suceda algo que lo pueda asustar. De ese modo tu mascota ganará confianza y apreciará la compañía de las personas.

5. No permitas que tu perro coma de un plato. Pesá su porción diaria de albondigas y empleá estos valiosos premios y señuelos de comida para enseñarle buenos modales y adiestrar su conducta. Por las noches humedecé las albóndigas, rellená con la pasta juguetes para morder y dejalos toda la noche en la heladera para dárselos en el desayuno. Un perro que come de un juguete para morder reduce sus ladridos en noventa por ciento y atenúa la hiperactividad y la ansiedad.

6. Adiestralo sin correa y ofrecele señuelos y premios desde el principio. Jamás uses una correa o toques a tu perro para obligarlo a obedecer. Sino, sólo responderá cuando lleve puesta la correa o cuando se encuentre al alcance de la mano. Por el contrario, usá la mano para acariciar (premiar) al perro cuando obedezca.

7. Intercalá breves períodos de adiestramiento en los paseos y los juegos. Cada dos minutos más o menos pedí al perro que se siente cuando está andando o que venga si está jugando, ofrecele una golosina y luego decile: “vamos” o “a jugar”. De ese modo, el perro no dará tirones de la correa y tanto el paseo como el juego se convertirán en recompensas que benefician el adiestramiento en lugar de distracciones que lo perjudican.

Fuente: http://www.entremujeres.com/

Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Video espeluznante: maestra encierra a alumno de jardín

La maestra de un jardín del barrio Batalla del Pilar, en la localidad mendocina de …