Inicio / Curiosidades / Así vive el Papa Francisco en Santa Marta – Fotos

Así vive el Papa Francisco en Santa Marta – Fotos

El despertador suena a las 04:45 en el dormitorio del apartamento 201, en el 2º pisode la Casa Santa Marta, que el Papa ocupa desde el momento de su elección, según un informe del diario Corriere della Sera. El lugar tiene un total de 106 suites, 22 habitaciones individuales y un apartamento.

Un salón con dos sillones, diván, escritorio, biblioteca vidriada, alfombra persa y un crucifijo como todo adorno en la pared; un dormitorio, con cama, ropero y heladerita; un vestíbulo y un baño componen las habitaciones papales.

Francisco desayuna, almuerza y cena en el comedor común, siempre en compañía de alguien. A los niños de colegios jesuitas que le preguntaron por qué no se mudaba al palacio apostólico, les había dicho que necesitaba “vivir entre la gente”, no estar solo, ni aislado.

Santa Marta alberga de modo permanente a unas 30 personas, en su mayoría eclesiásticos que se desempeñan en la Secretaría de Estado y también algunos laicos. Además se alojan allí todos los obispos del mundo que viajan a por Roma por diversos motivos por algunos días. También el nuevo presidente del Banco vaticano (el IOR o Instituto para las Obras Religiosas), Ernst von Freyberg, se hospeda en la Casa cuando viaja a la Santa Sede.

Fue en las comidas en la cafetería del establecimiento que el Papa tuvo la oportunidad de conocer mejor al director de Santa Marta, monseñor Battista Mario Salvatore Ricca,a quien acaba de designar como prelado en el IOR, es decir, como representante suyo en el establecimiento bancario.

El Papa, dice el Corriere, se mueve en Santa Marta como en una residencia jesuita: va y viene con absoluta naturalidad y sin protocolos. Seis monjas de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul trabajan a las órdenes de monseñor Ricca. El resto del personal es laico y la seguridad está a cargo de la Gendarmería pontificia y de la Guardia Suiza.

La cocina de Santa Marta tiene fama de ser más bien mediocre, según el diario: sopas, arrollados de carne, pasta gratinada. El Papa, acostumbrado a la austeridad, no tiene quejas. Al contrario. “Se encuentra muy bien y ya es impensable que vaya a vivir en el inmenso apartamento papal del palacio apostólico”, dice el Corriere.

Sólo usa ese lugar para recibir a personalidades en visita de Estado. Fue el caso, recientemente, del presidente italiano Giorgio Napolitano.

En cambio, a la presidente argentina, Cristina Kirchner, la invitó a compartir su sencilla mesa en Santa Marta y allí también recibió, el 15 de junio pasado, al presidente de la Comisión Europea José Manuel Barroso y al arzobispo de Cracovia, cardenalStanislaw Dziwisz, ex secretario privado de Juan Pablo II.

Antes de oficiar la misa de las 7 de la mañana en la capilla de Casa Santa Marta, el Papa reza y medita durante una hora. A sus oficios diarios asisten empleados y funcionarios del Vaticano, por áreas, o invitados especiales como por ejemplo, el personal diplomático de la embajada y los consulados argentinos en Italia. Estas misas son privadas, el Papa no permite que se transmitan en vivo, pero luego Radio Vaticanopublica un resumen de la homilía.

Después de la misa, dedica un momento a saludar a los presentes –por lo general unas 50 personas- y las fotografías y luego toma una colación en la cafetería. La jornada de trabajo se interrumpe al mediodía para el almuerzo y la siesta de media hora con la cual Bergoglio se recupera del madrugón. Luego sigue trabajando hasta las 19:30, 20 horas, cuando se cena. Las luces, finalmente, suelen apagarse poco después de las 22.

La austera residencia de Santa Marta se ha convertido así inesperadamente en centro neurálgico y escenario de una nueva etapa en la historia de la Iglesia.

Fuente: http://america.infobae.com/

Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

En qué consiste la “Dieta de las 19”

La obesidad es uno de los desafíos más difíciles que enfrenta la medicina: se incrementa …