Mujer pasa las noches con su marido muerto

Mujer pasa las noches con su marido muerto

 

Mujer pasa las noches con su marido muertoMujer pasa las noches con su marido muertoMujer pasa las noches con su marido muertoMujer pasa las noches con su marido muertoMujer pasa las noches con su marido muertoMujer pasa las noches con su marido muertoMujer pasa las noches con su marido muertoMujer pasa las noches con su marido muertoMujer pasa las noches con su marido muertoMujer pasa las noches con su marido muerto

Adriana Villarreal de Yede, la mujer de 43 años que duerme las noches en un mausoleo que construyó para su difunto esposo, en el cementerio de 2 de Mayo dijo que lo hace para acompañarlo porque lo “ama mucho”. Aseguró que no tiene miedo, “hay que tener miedo a los vivos” y que además “cada uno tiene su cultura y pensamiento”.

La mujer es argentina pero estuvo trabajando en México, y explicó en Radio Libertad que “la cultura mexicana entiende que cuando la persona fallece no fallece el alma, sino es el cuerpo físico”. Su marido, Sergio Renee Yede tenía 28 años cuando aparentemente se suicidó en extrañas circunstancias, no esclarecidas.

Ella vive actualmente en Buenos Aires, pero construyó la “casita” en el cementerio con dinero que le había dejado el difunto, y la acondicionó para poder pasar allí las noches cuando viene al pueblo tres veces al año, porque “uno muere pero a lo mejor lo demás queda, mi idea es que no puedo pagar tanto dinero para quedarme en un hotel mucho tiempo y aparte cuando vengo lo vengo a ver a él, es el único familiar que tenía, ahora estoy conociendo otro familiar de él”. No obstante tiene a sus suegros en esa localidad, a quienes visita y come con ellos al mediodía.

Contó que Sergio vivía en 2 de Mayo cuando era chico y después se fue a Buenos Aires pero siempre quiso volver, por eso trajeron sus restos para que reciban sepultura en el cementerio de la localidad, porque su idea siempre fue vivir allí. Y acondicionó el mausoleo con dinero guardado por el esposo para hacer su casa “y yo no quise gastar en otra cosa, por eso cumplí su deseo”.

Cuando visita el panteón “pongo música despacito porque a él le gustaba la música de acá, tengo mi computadora con internet, no tengo televisión, tampoco hay moto allí adentro”.

Dice que en México se festeja mucho el día de los muertos, “es la fiesta más grande que hay, mi idea era no molestar a nadie en 2 de Mayo por eso estoy ahí adentro, por eso no me han dicho nada”.

El marido se quitó la vida, ella dice que no saben qué le pasó, no estaban separados pero ella se había ido a México y él se quedó en Buenos Aires. Estando allá le avisaron pero no le dijeron que había fallecido “cuando llegué al aeroparque me enteré que él murió allí”.

“Cuando las cosas pasan es porque Dios quiere, la familia de él tampoco quiso investigar, ya hace dos años de eso”, agregó.

Dice que no tiene miedo de dormir al lado del cajón que tiene tapa vidriada, asegura que “los muertos no hacen nada, lo que hacen son los vivos. Cuando se ama mucho al hombre uno puede hacer ese tipo de cosas. Mi marido se merece eso y mucho más era una persona muy buena, todo lo que puedo hacer por él es poco”.

Curiosa forma de honrar la muerto provoca molestias en vecinos

Algunos vecinos de Dos de Mayo comentaron en su momento que cuando el cuerpo del joven llegó a esa localidad, se hizo una pequeña caravana con bocinazos y cohetes por el casco urbano para posteriormente ofrecer un refrigerio frente al nicho que guardaría su reposo eterno.

Según publicó el portal www.sanvicenteinforma.com.ar en la comisaría hubo llamadas de quejas porque la viuda venía a visitar al muerto y ponía la música fuerte, incomodando a los deudos visitantes den otras tumbas.
Desde el municipio le habrían comunicado a la mujer que las visitas al campo santo son de 8 a 19.

Fuente: http://www.cronica.com.ar

Te puede interesar >>>

Video espeluznante: maestra encierra a alumno de jardín

Video espeluznante: maestra encierra a alumno de jardín

La maestra de un jardín del barrio Batalla del Pilar, en la localidad mendocina de …

Deja una respuesta